Blogia
Encuentros en la tercera clase

Un encuentro con el recuerdo

El día 18 de febrero, antes de irnos a uno de los innumerables puentes de nuestro calendario escolar, visitamos la residencia de ancianos “La virgen de Casbas”, para completar un trabajo que nos ha llevado casi todo este segundo trimestre.

Se trata de una recopilación de tradición oral que se ajuste no sólo a la zona donde está inmerso nuestro colegio, sino también que dé cabida a la diversidad cultural y geográfica que hay en particular en los chicos y chicas de nuestra clase.

Comenzamos preguntando a nuestros padres, abuelos y demás familia, recogiendo una gran cantidad de material; después, nos pareció buena idea completar nuestro trabajo con algunos testimonios más, así, visitamos la residencia colindante al colegio.

Ya habíamos asistido en Navidad a cantar villancicos y tal fue la emoción que mostraron, que se nos quedó la espinita de volver y realizar alguna actividad que nos permitiera llegar más a ellos, conocer más de sus vidas y en particular de su ya remota infancia. Y este momento llegó entonces…

Gracias a Josefina que nos brindó la oportunidad de asistir. Después del recreo nos acercamos al salón donde están todos juntos aguardando la comida.  La timidez y los nervios nos hicieron perder al comienzo un tiempo que muchos quisieron recuperar después, pero como éste apremia, volvimos al colegio quedándonos con ganas de mucho más.

La acogida fue maravillosa, las sonrisas y las lágrimas de emoción partieron tanto de los ancianos, como de los niños y comenzaron a formarse pequeños grupos en los que interaccionaban  el pasado con el presente; a pesar de los obstáculos que en ocasiones pone la  vida cuando se acarrean tantos años a la espalda (problemas de audición, falta de memoria…).

Tras un buen rato de tertulia, Josefina invitó a una anciana a recitar unos versos que dejaron a los chicos ( y a una servidora) boquiabiertos.  Recitó durante mas de 5 minutos una retahíla que aprendió en la escuela de niña, y que hacían referencia a la  geografía española, y que llevaban más de 80 años almacenada en su memoria, y que afloraba como si de una lectura se tratara.  Después, otra anciana cuya faceta de poeta ya es conocida en la zona, nos regaló dos poemas que ella mismo había compuesto y que desataron no sólo sonrisas sino muchísimos aplausos.

Prometimos volver, tanto a hablar, como a llevarles unos ejemplares de  nuestra humilde recopilación una vez que estuviese impresa. Sin duda, no caben las palabras para agradecer ese momento, pues realmente fue una sesión inolvidable.

Aquí, algunos comentarios de los niños y niñas a la vuelta de la actividad, y después de ser traídos casi “a rastras” ya que querían quedarse más tiempo:

Carmela: Me ha gustado muchísimo esta actividad y me han parecido superinteligentes.  Algunos estaban muy viejos y no recordaban las canciones, dichos, refranes…  La primera abuela que he entrevistado (Marina Minué) se enrollaba mucho y decía las cosas tan rápido y de memoria que no me ha dado tiempo a escribir todo.

Tzunun: A mí me ha gustado mucho las poesías que decía una abuela y también se acordaba perfectamente de los juegos que jugaba y creo que los abuelos sentían emoción inexplicable.

Nacho: Yo quiero volver para que me termine de contar José María una historia.  Nos han tratado muy bien.

Jara: Me ha parecido genial la visita a los abuelos. Yo he entrevistado a “Marina”, es una mujer especial, nos han acogido muy bien y esas sonrisas eran de amor.  Me he sentido como es casa.

Gabriel: Esta actividad me ha gustado porque las poesías que nos ha dedicado eran muy chulas. Tenían muchas ganas de que volviéramos.

Sandra: A mí me ha encantado esta actividad.  Ha sido una pasada, ha habido 2 abuelas que nos han dicho poesías de cuando eran pequeñas.  Lo que más me ha gustado ha sido una retahíla que trataba de las comunidades  ciudades de España.  Me he emocionado y me hubiera gustado quedarme más horas.

Laro: A mí me ha parecido increíble que tengan tanta memoria abuelos de 92 a 98 años.  También me ha parecido muy bien como nos han acogido.

Casbas: Me ha parecido genial que una abuela con 94 años se acuerde de las poesías y todo.  Yo cuando sea mayor quiero tener esa memoria.  Nos han acogido genial, nos llamaban y se emocionaban, casi se me saltan las lágrimas.

Marina: Me ha gustado mucho porque saben un montón y algunos tienen muy buena memoria.

Ginés: Me ha parecido impresionante porque tienen un talento doble que nosotros.  Una, me ha dicho refranes.  Nos han acogido superbien y les ha gustado hablar con nosotros.

Ada: Esta experiencia es algo extraordinario, ya que podemos saber qué hacían nuestros antepasados.  Se me han saltado las lárimas al saber todo el esfuerzo que hacen al recordar sus infancias.  Nos han acogido de maravilla, te sentías querida y sabías que estarían contigo todo el día.

Chicho: Ir a la residencia me ha gustado mucho, me han dicho refranes que ni conocía mi abuelo, he visto que tenían emoción, mucha emoción.

Aunque tras mis palabras anteriores poco más queda añadir en cuanto a mi opinión, he de dar las gracias, a las familias de los chicos y chicas por su trabajo en casa, a Mariano y los alumnos de Fraga por darnos la idea de emprender este trabajo, a Josefina y la residencia por acogernos tan sumamente bien y darnos la oportunidad de realizar esta actividad tan especial y entrañable y por supuesto a los ancianos, el reflejo de un pasado cercano y de un futuro para unos más lejano que otros; que nos han demostrado que siguen siendo habitantes activos de este mundo tan superficial y deshumanizado, a pesar de parecer estar viviendo paralelamente a él.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Anónimo -

LA LLUVIA
En la región de los grandes lagos del norte, una niña descubrio que estába viva . El asombro del mundo le abrió los ojos y partió a la avetura . Persiguiendo las huellas de los cazadores y los leñadores de la nación menomini , llegó a una gran cabaña de troncos. Allí vivían 10 hermanos , los pájaros del trueno , que le ofrecieron un abrigo y comida . Una mala mañana mientras la niña recogia agua del manantial , una serpiéte peluda la atrapó y se la llevó a las profundidades de una montaña de rocas ,la niña empezó a llorar y empezaron a hacerse riachelos que llegaban al mar del mar al cielo y del cielo al mar.

Miguel -

thuju6

lorena -

Hola me parece muy bien que vayais a ver a los ancianos porque sabreis los recuerdos de ellos y Sandra me ha hablado que una señora mayor nos dijo un poema de toda España de cuando ella era pequeña.

Mariano -

Estamos buceando en vuestro blog y enterándonos de lo que hacéis por Ayerbe. No tenemos ninguna duda de que vuestra experiencia con las abuelas y abuelos habrá sido de las que se recuerdan. Cada abuelo, cada abuela es un libro que habría que leer antes de que se cierre para siempre.
Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

carmela -

wenas...
lua me lo he pasado mu ben.
buaaaaa, k memoria tenen as abuelas y os abuelos, buena señal entonces yo tambien tendre una memoria como la suya...
bueno k pases buen añño 2009

Alba Buisán -

Hola Laura, ayer recibimos vuestras cartas, las leimos y las comentamos, vuestros libritos me han gustado mucho, y ya están expuextos en expositor de revistas, libritos,...
Ya os hemos escrito las cartas, y creo que pronto las enviaremos, porque esta semana pasada, algunos chicos y chicas han ido a la nieve.

Casbetas -

laura a mi me gusto mucho visitar a los abuelos fue increible la memoria que tenian algunos a jala que vallamos otra vez me gusto mucho

sandra -

HOLA A MI ME ENCANTO LA VISITA A LA RESIDENCIA UNA SEÑORA NOSM RECITO UN DICHO QUE HABLABA DE TODAS LAS COMUNIDADES DE ESPAÑA YO ME HUBIERA QUEDADO UN MONTON DE HORAS. ESPERO QUE LO VOLVAMOS A REPETIR.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres