Blogia
Encuentros en la tercera clase

Visita de Salvador Segura. Los escolares de Plasencia del Monte

 

Hoy, hemos tenido el placer de participar en una actividad fascinante, enriquecedora y emotiva.

Don Salvador Segura, un entrañable anciano que cuenta con 91 años a su espalda, tuvo el placer de disfrutar en sus años de escolar con la figura de un maestro innovador y republicano en Plasencia del Monte. Y ha querido compartir sus recuerdos con nosotros.

El maestro, Don Simeón Omella, seguidor de la pedagogía Freinet e impulsor de la imprenta en la escuela, motivaba a los alumnos para que investigaran, pensaran, conocieran, escribieran noticias acerca de su entorno, amigos, familia,… a través de los escritos de esos niños del pasado vemos escenas cotidianas de la vida de hace 70 años.

Don Salvador, acompañado de su mujer Juliana, ha llegado a la escuela sobre las 12 de la mañana y ha compartido con nosotros más de 1 hora de emotivas, tristes y alegres historias que forman parte de su pasado y del pasado de muchos de nuestros ancianos del presente. Historias que marcaron sus vidas y que son un legado valiosísimo para nosotros.

Ha respondido a numerosas preguntas que los chicos y chicas de 5º y 6º del colego le hemos lanzado. AL principio, todo eran nervios, por su parte y por la nuestra. Pero poco a poco, el ambiente se ha ido relajando y se ha motivado un clima maravilloso de conexión del pasado con el presente.

Nos ha explicado cómo estaba organizada la escuela, los grados que había; Ha comentado que él asistió a una escuela mixta y que compartían pupitre y tintero con otro compañero. Que iba al colegio los sábados, que cuando llegaba a casa ayudaba a sus padres en las faenas diarias...

Nos ha hablado con mucho cariño de su maestro. Don Simeón era un hombre tan sabio que conocía de todo. A través de sus palabras les hacía entender todo lo que contaban los libros de manera amena. Así, prácticamente no tenían que estudiar. Tras las clases de aritmética o Historia sagrada o Historia de España, siempre hacían una lectura (6 u 8 minutos al día). Lectura que después comentaban o repetían. Aunque ha destacado la escasez de libros que en la escuela tenían. En la biblioteca del colegio solo contaban con 50 libros, entre ellos Don Quijote y diversas fábulas.

Algo que ha llamado mucho la atención de nuestros chicos y chicas era el tema de los castigos. Don Salvador hacía mucho hincapié en lo duros que éstos eran. Los castigos eran motivados por no hacer la tarea, por la falta de higiene, puntualidad… Don Simeón era muy recto, trabajador, culto y educado… ponía mucho esmero en que todos sus alumnos saludasen a las personas ilustres del pueblo con ahínco y educación (cura, secretario…). Plantaban árboles, los cuales iban a regar con periodicidad, ya que hacían numerosas salidas al campo. Muchos de aquellos árboles, todavía viven en los alrededores de Plasencia y que son una muestra del valor atemporal de sus enseñanzas y dedicación.

A la edad de 12 años, pese aún poder estar 2 años más en la escuela, Don Salvador entró como aprendiz en el oficio de panadero en Bolea abandonando así la escuela y pocos años después, perdió la pista de su querido maestro Simeón Omella. Quien, como muchos contemporáneos a él, tuvo que huir hacia Cataluña perseguido por el régimen que durante la guerra civil se comenzaba a instaurar por aquellas tierras. Muchos de sus compañeros murieron fusilados por permanecer aquí. Entre ellos el maestro de Aniés, quien, nos cuenta Don Salvador con emoción, él mismo tuvo que enterrar en una fosa común tras su asesinato.

El momento más apreciado y destacado en comentarios posteriores por los alumnos y alumnas, fue sin duda cuando sacó a relucir su flagrante memoria, recitándonos unas coplas por la muerte de Galán y García y una pequeña fabula que aprendió con 10 años. Brotaba a borbotones de su boca a pesar de llevar más de 70 años almacenada en su memoria.

Nos comentó también su gusto por el deporte, los partidos de fútbol que hacían en el recreo con trapos liados a modo de pelota y los numerosos premios que consiguió por competir en carreras en fiestas de pueblos vecinos (entre ellos un premio de 70 pesetas, siendo que él ganaba al día un duro).

También, a pesar de no estar en mente, los chicos y chicas le lanzaron alguna pregunta a Doña Juliana, quien con gusto las respondió.

Salimos a despedir al matrimonio Segura hasta la puerta. Y aún entonces, los chicos y chicas les disparaban preguntas sin parar; claro ejemplo de que se sentían curiosos. E incluso alguna broma de si ahora sería capaz de ganar premios corriendo; alguno se atrevió con cariño a retarlo a correr hasta la salida…

Es difícil resumir tanto vivido en tan poco tiempo, pero la experiencia, aunque corta, desde luego ha sido muy emotiva y enriquecedora.



 

Para quien quiera ahondar más en el tema, existen publicaciones de 2 libros que recogen, el primero un "Facsímil" de textos e ilustraciones que hicieron con la imprenta del colegio los chicos; Y el segundo ahonda en la vida de este singular maestro tanto en la cotidianeidad de la escuela, como la persecución que sufrió él y su familia durante la guerra civil.

“El libro de los escolares de Plasencia del Monte (1936 Omella)” editado por el Gobierno de Aragón. Departamento de Educación, Cultura y Deporte. Museo pedagógico de Aragón. Huesca 2007

"Siemón Omella: el maestro de plasencia del monte" de Sebastián Gertrudix Romero de Ávila. Sender ediciones. Editado por el Gobierno de Aragón y la Cai. 2002

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

17 comentarios

Domador -

Me acordé de entrar. Besos y tal!

celia -

Felicidades por vuestro trabajo en el blog y también felicitar a Laura por hacerla tan bien el slide, esto lo tienes superado.
Aunque no estuve en la entrevista me ha gustado el artículo, y sobre todo el homenaje a estos maestros de antaño.

laura -

Me alegra que me contéis eso. Hace poco, estuvimos hablando con Juan (educación física) de montar algún homenaje hacia ese maestro del libro que me comentáis. Todo se andará... un saludo

Alba -

¡Hola Laura! en clase hemos leido este texto y me ha parecio muy interesante, ojala yo pudiera hablar con ese anciano, que justamente le hubiera dado clases un profesor diferente a los otros. Tus chicos han tenido una portunidad estupenda para escuchar las palabras de este señor.

carmela y mapi -

Laura a mi madre y a mi nos ha fustado el texto de don salvador, mi madre se esta leyendo un libro muy parecido de una familia de loarre. El escritor era mariano constante y su padre era maestro en riglos y se tuvieron que marchar por la guerra.

laura -

gracias Julen. Agradezco mucho tu interés por el artículo y tu comentario. Cómo va todo? un saludo

julen -

Hola ,Laura
Me ha parecido resaltante que traigas un hombre ya mayor a tu clase.

Marina -

Me ha gustodo mucho.El señor era majo y la mujer tambièn.Lo que màs me ha gustado ha sido lo que ha recitado.Nos ha dicho que a veces se escapaban de la escuela,pero don SINEON vigilaba qiense iba.






















¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Gines -

Me ha parecido chulo porque me ha parecido un señor de 91 años me ha llamado la tención que nos ha dicho una copla muy larga nos ha dicho muchas respuestas el era de Plasencia del Monte y su mujer de Pui Bolea . Tenian 3 hijos de 62,60 y de 56 años. nos han dicho que fusilaron a Galan y esta enterrado en Huesca. Su maestro, simeon tuvo que huir de Plasencia porque sino lo ivan a fusilarlo. Se fuea cataluña.

Chicho -

Lo que me ha gustado de Don Salbador era que sabía mucho y su maestro les enseñaba muy bien aunque les castigaban mucho y castigos muy duos. Tambien les enseñaban ha dibidir eso me ha sorprendido mucho. Tenia tres hijos uno de 62 años otro de 60 años y otro de 57 años y También tenia nietos.
Nos contó cómo construían sos jugetes. Que le gustaba el fútbol y que ha ganado premíos fiestas de pueblos corriendo. En uno ganó 70 prsetas. Y él trabajando, gnaba al día sólo 5.

jara -

me ha gustado mucho porque le preguntabas una pregunta y te respondia 2
lo que más me ha sorprendido es que con sus 91 años nos a esplicado toda su infancia con todos sus detalles ej:"cuantos hermanos tenía, que hacia en el colegio y hasta que se escapaba de casa porque si no le dejaban salir y ¡que en el colegio les hacian cortarse las uñas!

ada -

Me ha gustado porque con una respuesta te respondían mil preguntas. Pero me ha extrañado que si le preguntabas algo a ella,él respondía.Tenía muy buena memoria. Se ha acordado de un cuento y una poesía. Lo que está claro , esque desde que ha nacido,ha trabajado y que se merecía un gran aplauso.

CaSbetaSs!! -

Salvador segura ha venido a la escuela con su mujer juliana.y le hemos hecho muchas preguntas .yo me he lo he pasado muy bien .pero me ha inpresionado que plantaran arboles y que hacian matematicas.Slvador era muy simpatico y juliana tambien. Han respondido con agrade a todas nuestras preguntas. Ha sido increible la memoria que tenia despues de 80 años desde que termino la escuela. Me ha parecidpo fantastico.
¡CaSbaSs!

TZUNUN (el mejor skater de la CLASE) -

Me ha gustado mucho porque hemos aprendido algo nuevo y hemos visto cómo era el cole antes. Nos ha impresionado su memoria y lo que hacían en su época, fué como verlo en un vídeo (porque lo explicaba muy bien).

laro -

Me ha parecido interesante porque ha habido cosas que he aprendido, como por ejemplo, cómo hacía sus juguetes, y que no dejabn nada de comida. Sobretodo que se acuerda de muchas cosas. Seguro que más que tres abuelos juntos. Castigaban en la escuela hasta el próximo día. Simeón Omella les controlaba si iban limpios. Los ponían en fila y les miraban las uñas. Si no estaba limpio te castigaban o te mandaban a casa.

Mariano Coronas -

Hola, Laura:

He leído con mucho interés el texto que has escrito sobre la visita de un ex alumno de Simeón Omella. El testimonio de su visita es precioso y extraordinario en estos tiempos. Te felicito y te agradezco que hayas hecho posible ese encuentro y que lo cuentes.
De paso, te digo, os digo, que mi amigo Sebastián Gertrúdix (maestro en Torres de Segre, Lleida) publicó un libro titulado “Simeón Omella: el Maestro de Plasencia del Monte” (2002), Gobierno de Aragón. Lo digo por si puedes echarle un vistazo; quizás, si no se puede encontrar en librerías, es posible que Víctor Juan lo tenga en el Museo Pedagógico… Un abrazo
Mariano

SANDRA!!! -

Me ha encantado la reunión , pero lo que me ha impresionado era que para comprar un lapicero era más o menos cómo un huevo.Me ha gustado también mucho que nos respondiera a tantas preguntas.Se ha acordado de todo lo que le hemos preguntado y fue hace 70 años y ahora tiene 91 años.Me ha impresionado mucho que nos ha dicho una fábula de cuándo él iba a la escuela de memoria.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres