Blogia
Encuentros en la tercera clase

Año Hernandiano

Este año, además de ser devastador en cuanto a fenómenos atmosféricos se refiere: la reciente ciclogénesis explosiva (parece un nombre parido en los estudios de cine de hollywood), terremotos que nos han conmovido y que parecen reproducirse como queriendo llamar la atención ante tanta convulsión social, tsunamis que se avecinan... devastador también en cuanto a economía se refiere (no voy a hacer más mención porque el tema ya comienza a oler a revenido), en cuanto a sociedad (guerras que dicen no serlo, guerras latentes que por ser perennes ya ni nos llaman la atención, problemas de civilización en países que se llaman a sí mismo civilizados, enfermedades que amenazan y que nos tienen en vilo, gobiernos que no se aclaran, oposiciones que hacen buen uso de su denominación y no paran de oponerse por sistema...)... además y entre todo, hay algo que celebrar.

Pues bien, en medio de todo este jaleo se conmemora el centenario de, para mí, uno de los poetas más grandes (a pesar de joven) que ha se ha parido en nuestro país: Miguel Hernández

Dice Serrat, cantautor que en su memoria ha sacado a la venta hace pocos días un homenaje cantado a su obra, que "Miguel tiene mala suerte incluso 100 años después". Y es que la realidad que pocas vidas han sido tan desgraciadas y nos han dejado tantas palabras de esperanza, de lucha y de reivindicación. El "poeta del pueblo" como así lo han denominado; que luchó más con la pluma que con las armas a pesar de ser miliciano. Y que siguió escribiendo hasta el último día, transformando sus lágrimas en tinta que dejan atrás el rencor y buscan conmover y mostrar la realidad suya y de su alrededor.

Muchas personas lo han comparado con otros grandes, como Machado, Neruda, sin embargo, la trayectoria llena de trabas, obstáculos y mala suerte como tuvo Miguel Hernández hace que su historia sea incomparable. Pues ya lo decía uno de sus poemas, una de sus grande heridas, fue la vida…

En poco más de 12 años dedicados a la poesía y el drama, nos ha dejado uno de los legados más valiosos de la poesía española. Y es que con 31 años y después de sufrir prácticamente cuantos vivió, murió en una cárcel (eufemísticamente llamada "reformatorio para adultos") habiendo sido privado desde tiempo atrás de la libertad, la compañía de su esposa e hijo y el contacto con su pueblo y su gente.

Encarcelado en más de una ocasión, condenado a muerte aunque conmutada la pena, sintiendo el dolor, supongo más terrible para cualquier ser humano, de perder a un hijo, sufriendo la penuria y hambruna de su familia entre rejas, murió según dicen con los ojos abiertos; seguramente aferrándose hasta el último momento a la vida y para contemplar un mundo para nada justo con él, y a quien a pesar de todo, ha dejado un regalo a todos los que habitamos y habitarán en el futuro.

Uno de los implicados en la comuta de su pena, Pablo Neruda, escribió unos versos que hablan más de lo que escriben:


“Llegaste a mí directamente del Levante. Me traías,/ pastor de cabras, tu inocencia arrugada,
la escolástica de viejas páginas, un olor/ a Fray Luis, a azahares, al estiércol quemado
sobre los montes, y en tu máscara / la aspereza cereal de la avena segada
y una miel que medía la tierra con tus ojos.
También el ruiseñor en tu boca traías. / Un ruiseñor manchado de naranjas, un hilo
de incorruptible canto, de fuerza deshojada./ Ay, muchacho, en la luz sobrevino la pólvora
y tú, con ruiseñor y con fusil, andando/ bajo la luna y bajo el sol de la batalla. (…)
No he visto deslumbradora raza como la tuya, / ni raíces tan duras, ni manos de soldado,
ni he visto nada vivo como tu corazón / quemándose en la púrpura de mi propia bandera.
Joven eterno, vives, comunero de antaño, / inundado por gérmenes de trigo y primavera,
arrugado y oscuro, como el metal innato, / esperando el minuto que eleve tu armadura. (…)
Que sepan los que te mataron que pagarán con sangre. / Que sepan los que te dieron tormento que me verán un día.
Que sepan los malditos que hoy incluyen tu nombre / en sus libros, los Dámasos, los Gerardos, los hijos
de perra, silenciosos cómplices del verdugo, / que no será borrado tu martirio, y tu muerte
caerá sobre toda su luna de cobardes. / Y a los que te negaron en su laurel podrido,
en tierra americana, el espacio que cubres / con tu fluvial corona de rayo desangrado,
déjame darles yo el desdeñoso olvido / porque a mí me quisieron mutilar con tu ausencia.”
Pablo Neruda


Habría que mencionar también al poeta Vicente Alexandre, sin el cual, su obra posiblemente no habría llegado hoy tal y como la podemos disfrutar, pues él fue quien tras su muerte, reorganizó sus poemas para poder ser editados.
A continuación, hago una breve selección a la que espero que aportéis las vuestras.

“Andaluces de Jaén, / aceituneros altivos,
decidme en el alma: ¿quién, / quién levantó los olivos?
No los levantó la nada, / ni el dinero, ni el señor,
sino la tierra callada, / el trabajo y el sudor. (…)
Andaluces de Jaén, / aceituneros altivos,
decidme en el alma: ¿quién / amamantó los olivos?
Vuestra sangre, vuestra vida, / no la del explotador
que se enriqueció en la herida / generosa del sudor.
No la del terrateniente / que os sepultó en la pobreza,
que os pisoteó la frente, / que os redujo la cabeza.(…)
¡Cuántos siglos de aceituna, / los pies y las manos presos,
sol a sol y luna a luna, / pesan sobre vuestros huesos!
Andaluces de Jaén, / aceituneros altivos,
pregunta mi alma: ¿de quién, / de quién son estos olivos? (…)


“La cebolla es escarcha / cerrada y pobre:
escarcha de tus días / y de mis noches.
Hambre y cebolla: / hielo negro y escarcha / grande y redonda.
En la cuna del hambre / mi niño estaba.
Con sangre de cebolla / se amamantaba.
Pero tu sangre, / escarchada de azúcar, / cebolla y hambre.
Una mujer morena, / resuelta en luna,
se derrama hilo a hilo / sobre la cuna.
Ríete, niño, / que te tragas la luna / cuando es preciso.”

“Todas las madres del mundo/ ocultan el vientre, tiemblan,
y quisieran retirarse, / a virginidades ciegas,
el origen solitario / y el pasado sin herencia.
Pálida, sobrecogida / la fecundidad se queda.
El mar tiene sed y tiene / sed de ser agua la tierra.
Alarga la llama el odio / y el amor cierra las puertas.
Voces como lanzas vibran, / voces como bayonetas.
Bocas como puños vienen, / puños como cascos llegan.
Pechos como muros roncos, / piernas como patas recias.
El corazón se revuelve, / se atorbellina, revienta.
Arroja contra los ojos / súbitas espumas negras.”

“Abrazado a tu cuerpo como el tronco a su tierra, / con todas las raíces y todos los corajes,
¿quién me separará, me arrancará de ti, madre? (…)”

“La vejez en los pueblos.
El corazón sin dueño.
El amor sin objeto.
La hierba, el polvo, el cuervo. / ¿Y la juventud?
En el ataúd.
El árbol, solo y seco.
La mujer, como un leño
de viudez sobre el lecho.
El odio, sin remedio. / ¿Y la juventud?
En el ataúd.”

“Tristes guerras / si no es amor la empresa.

Tristes. Tristes.

Tristes armas / si no son las palabras.

Tristes. Tristes.

Tristes hombres / si no mueren de amores.

Tristes. Tristes.”


“No conoció el encuentro / del hombre y la mujer.
El amoroso vello / no pudo florecer.
Detuvo sus sentidos / negándose a saber
y descendieron diáfanos / ante el amanecer.
Vio turbio su mañana / y se quedó en su ayer. / No quiso ser.”


“Llegó con tres heridas: / la del amor, / la de la muerte, / la de la vida.
Con tres heridas viene: / la de la vida, / la del amor, / la de la muerte.
Con tres heridas yo: / la de la vida, / la de la muerte, / la del amor.”
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

ubico -

ke recuerdos xD

Laura -

Hola Ubico. Gracias por acordarte de pasar por aquí después de tantos meses de abandono como hemos tenido a este espacio.
Supongo que en cuanto pasen las fiestas los nervios ya os empezarán a comer un poquillo. Pero no tengo ninguna duda de que el comienzo de curso en el instituto irá bien y os gustará la experiencia. Espero también que os acordéis de pasar a echar un vistazo por este blog siempre que podáis o queráis, ya que formáis parte de él.
Un abrazo muy fuerte

ubico -

se acabo sexto y empieza el instituto haber como es? adios laura

aitana -

yo opino igual que ainara aunque tambien me gusto el romancillo de mayo

ainara -

la poesia que mas me gusta es la de llegue con tres heridas
ya me estoy inventando otras poesias

mariano -

hola laura,ke tal te va la vida,bueno espero que bien,abrazos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sandra -

Pues ojala nos des una sorpresa pronto. Muchos besos.

casbas -

hola laura,me tienes que dar tu correo para que te mande fotos de lo que hacemos auqui,o para otras cosas,tkm

Laura -

Hola Sandra. Yo también os echo de menos, como le dije a Sandra. Agradezco que os vayáis pasando por aquí, leyendo lo poco que últimamente escribo, ya que el tiempo no me lo permite.
Tengo ganas de veros, igual pronto, espero, os doy una sorpresa.
Espero que todo os vaya muy bien y que pronto nos veamos.
Un abrazo muy fuerte!!

Sandra -

Hola Laura!!!
¿Qué tal te va todo? espero que muy bien.
Nosotros te echamos mucho de menos como te ha dicho casbas
me gustaría que este año hubieses estado en Ayerbe dandonos clases. Muchísimos besos.

Laura -

Hola Casbas, celebro que pases por aquí, yo también os echo muchísimo de menos, es normal cuando se está a gusto. Un saludo y un abrazo muy fuerte para todos

casbas -

hola laura que tal,te echo mcho de menos besos de todos guapa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres