Blogia
Encuentros en la tercera clase

Pasemos página, que tengo ganas de seguir leyendo

Pasemos página, que tengo ganas de seguir leyendo

Dejamos atrás ya el año 2009, un año para olvidar o quizá para recordar. En mi caso, y de manera personal optaré por el segundo, sin embargo, como miembro de una sociedad que ha demostrado tenerse en alfileres, habría que decantarse por lo primero.
Comienza por tanto un 2010 que si bien va cargado de esperanzas (como cualquier otro nuevo año en su estreno), éste si cabe más. Dice la corriente mística de la Kabala, que este año vendrá cargado de buenas intenciones y oportunidad, dado que sus cifras suman tres. Como mi tendencia natural no es fiarme de la mística, diré que como sus cifras suman 3, es múltiplo de 3 y por tanto me quedaré con la parte científica de la cifra...

Recuerdo que de pequeña que hablasen del año 2000 sugería un mundo futurista y cargado de avances científicos. Supongo que era lo que nos vendían a través de películas de ciencia ficción (por las cuales siempre he sentido mucha atracción). Cuando te evocaban el año 2010 o 2020 era ya la "re-leche". Teletransportadores, mononaves voladoras para ir a trabajar, viajes en el tiempo, escáneres para el acceso a cualquier zona (parece que eso está más cercano gracias, como no, a nuestros paisanos americanos), casas inteligentes... si bien no somos conscientes en ocasiones de lo lejos que ha llegado el ser humano. A veces incluso demasiado lejos.

En ocasiones me pregunto cómo sería el mundo si yo hubiera sido la responsable de los avances tecnológicos. Posiblemente objetos o herramientas que nos parecen tan básicos como la rueda, la pintura, la música, el paraguas o incluso el tenerdor se me podrían haber ocurrido. Sin embargo, no solemos prestar atención de las complicaciones teconológicas tan abrumadoras que tienen aparatos de uso cotidiano y que no nos suscitan ningún entusiasmo: el coche, la luz eléctrica, un sintetizador, un ordenador, una placa de inducción... posiblemnente si a George Lucas o a Stanley Kubrick en su día les hubieran avisado del momento teconológico que realmente estamos viviendo en el presente (futuro para ellos), pensarían que nosotros sí que les estaríamos hablando de ciencia ficción.

A parte de todo ello, el presente año del tigre también nos enseña que hemos ido muy, pero que muy, lejos. Y no solo en lo referente a la tecnología. SI no también en lo más bajo, rastrero e inhumano. Como siempre la doble cara del depredador, solo que en nuestro caso, ya nos hemos convertido en carroñeros.
EN las mencionadas películas de mi infancia se hablaba de las conquistas espaciales, del salvamento de la tierra y la raza humana frente a invasiones alienígenas o hacia catástrofes naturales, se hablaba de esperanza, de amor, de fraternidad, de hermandad... pero en ningún caso de la doble moral, de la contaminación no solo terrestre, sino espacial, de la destrucción del planeta, del calentamiento provocado de en tierra y la impotencia de no poder hacer nada frente a cientos de miles de muertes; ni del odio, de las ansias de poder, de las vejaciones a seres de nuestra propia especie por intereses materiales, del imperialismo, de la envidia, de la codicia,... quizá se les olvidó mencionarlo.

Como he dicho antes, cualquier año nuevo que se estrene es buen momento para reflexonar y plantearnos qué podemos aportar para mejorarlo. Para que la historia que todos, poco a poco ayudamos a escribir, sea mejor. Evitemos caer en los típicos tópicos de ir al ginmasio o dejar de fumar, pues si bien está claro que no se cumplen, no forman parte sino de la responsabilidad individual de cada uno.
Me voy a permitir el lujo de lanzar unos pocos deseos en voz alta, para que lo escuchemos todos y se me rebata o apoye según cada uno...

"Me gustaría que este año todos hicieramos un poco de reflexión, que valorásemos si nuestras actuaciones realmente son positivas (y no me refiero solo para uno mismo, sino para el conjunto de ciudadanos):
Que utilizásemos los 7 sentidos: el de la vista, el gusto, el tacto, el oído, el olfato, el COMÚN y el del humor
Que impregnemos de alegría todos nuestros actos e intentemos contagiar a los que nos rodean
Que el respeto hacia los demás sea el juez de todos nuestros actos.
Que observemos por donde pasamos y valoremos lo que nos rodea
Que aprendamos a tragarnos los sapos y culebras que en ocasiones lanzamos al abrir la boca
QUe la envidia no sea el motor de nuestros actos, que los logros de los demás los hagamos nuestros
Que queramos aprender siempre, de todos y de todo.
Que sepamos que no tenemos el ombligo cuadrado, ni nosotros ni nadie.
Que aprendamos a decir que no a lo que consideremos malo sin necesidad de que otra persona nos los prohiba.
Que apreciemos el contacto con la gente, que somos más perfectos que el resto de máquinas
Que aprendamos a disfrutar sin necesidad de derroches, que el precio no hace el aprecio
Que impregnemos de ilusión todo lo que hagamos
Que ayudemos sin esperar ayuda
Que escuchemos
Que pensemos las consecuencias antes de actuar, que para algo tenemos el poder de anticiparnos
Que reflexionemos siempre acerca de todos nuestros actos y nuestras palabras
Que utilicemos todos los recursos que nos ofrece la vida con cabeza y respeto
QUe no nos dejemos influenciar por actos nebativos
Que tomemos decisiones y nos demos margen para equivocarnos
Que disfrutemos de la vida haciendo disfrutar al resto
Que pasemos por la vida sin atropellar a nadie

Que se deje de medir la cultura, la sabiduría o la personalidad por el precio.
Que el deporte nos ayude a acercar posturas y no a romperlas

Y que Mark Twain, Miguel Hernández, Chopin o Tolstoi o la infinidad de personajes ilustres que en este año están de gala por aniversario de muerte o nacimiento, se sintieran orgullosos de haber vivido en un mundo donde reine el raciocinio, el respeto, el amor por la cultura y el sentido común.

Feliz 2010 a todos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

javier u -

la gente de clase no se porque no se atreve pedir bailar a una chica,yo se lo e dicho a una y no se a destruido el mundo.

Laura -

gracias Mariano. Ya veo que no dejas de viajar. Espero que desde allí, además de promulgar tu palabra, logres convencer a esa gente de que las olimpiadas huelen desde hace tiempo a albahaca, así que cesen en su empeño. Un abrazo

Mariano -

Aquí en Barcelona donde estoy hoy, he terminado por echar un vistazo a tu blog. Te mando un abrazo y que se cumplan, al menos el 25% de los deseos que has expresado anteriormente y que podrían ser universales.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Andrea -

yo opino igual que javier a y los chicos no teneis porque tener verguenza

javier -

hola,me gusta mucho el baile,adioses

Andrea -

HOLA LAURA ESTE AÑO DESEO QUE NO HAYA PELEA...A Y FELIZ AÑO

javier u -

hola a todos,este año deseo que apruebe todo y con buenas notas y que sigamos con el mismo orden en clase,adios laura
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres